ActualidadEcuadorTecnología

Dinero electrónico. ¿Ángel o demonio?

Ecuador entra poco a poco en el esquema monetario virtual

No hay marcha atrás. O por lo menos es muy difícil desmontar el proyecto de implementación de dinero electrónico en el país sudamericano.

El dinero electrónico, como cualquier servicio financiero, presenta riesgos que tienen que abordarse. Las normativas nacionales en cada país presentan un abanico de enfoques para garantizar que los clientes están protegidos contra la pérdida de sus fondos en caso de insolvencia del emisor (riesgo de insolvencia) y pueden acceder a sus fondos en cualquier momento (riesgo de liquidez).

Corta reseña del dinero electrónico al rededor del mundo

Cuando se acuñaron las primeras monedas en Asia Menor, una auténtica revolución se puso en marcha en la historia de la humanidad. Pudo pasarse del trueque a la expansión del comercio por todo el mundo. Pero, ¿tiene sentido mantener el dinero físico 2.600 años después? Cada vez más países y expertos se lo preguntan.

Solo el 15% de los adultos del mundo utilizan el dinero electrónico, y una gran parte de ellos viven en países en desarrollo.. Global Findex (2014)

El África Subsahariana es la zona geográfica en la que el uso del dinero electrónico está más extendido, y representa casi el 80% de las cuentas de dinero electrónico existentes. Un segundo puesto bastante alejado lo ocupan América Latina y el Caribe, con un 12%.

Ecuador ha puesto en marcha un sistema de dinero electrónico para acabar con la exclusión financiera: un 40% no tiene acceso a cuenta bancaria. BCE

Pero este sistema nace en Japón exactamente en el 2001 en el medio de transporte en el cual era un problema las grandes cantidades de dinero en forma física que se tuvo que crear sistemas de tarjetas electrónicas que sean recargables y que puedan agilitar los procesos de embarque en las estaciones de tren. Gracias a la gran acogida de este sistema de Dinero Electrónico se o implemento en varios comerciales alrededor del país como un medio de pago.

El dinero electrónico, que empezó a funcionar en Kenia también y desde allí se extendió por la región, operaba en un territorio regulatorio inexplorado. ¿Era el emisor una entidad financiera o una empresa de telecomunicaciones? Aunque Safaricom operaba como una empresa de telecomunicaciones, enseguida se entabló una relación mutua con los reguladores financieros, lo que sirvió como prototipo para otros países de la región.

En Alemania lo que se intentaba es crear un medio para agilitar los procesos de los individuos privados por el cual se optó crear una modela virtual al cual serviría como una moneda alternativa.

Llego a Latinoamérica a Paraguay, en donde sirvió como un sistema para cubrir pagos o envió de remesas hacia las zonas más rurales. Por otro lado, este país ha tenido en su haber varios cambios económicos muy drásticos como márgenes de inflación y la devaluación de su moneda.

Ya varios países en el mundo empiezan a beneficiarse con las ventajas del dinero virtual

Dinamarca, marca tendencia!

En el 2015 Dinamarca sorprendió anunciando que pretende suprimir en 2016 el dinero en efectivo en tiendas de ropa, gasolineras y restaurantes.

Su objetivo a largo plazo es convertirse en el primer país que acaba con las monedas y billetes en circulación.

La medida fue presentada como parte de un paquete de propuestas para fomentar la productividad en los negocios. “El objetivo es eliminar los considerables costes administrativos y financieros que implica el manejo del dinero en efectivo”, explica el gobierno danés.

¿Es la tecnología el fin del dinero en efectivo?

Los móviles son la herramienta para acabar con billetes y monedas como explica Mehmet Sezgin en El País:  “Vamos hacia una sociedad sin dinero en efectivo. Queremos movernos desde las monedas a las tarjetas, y de las tarjetas a la denominada cashless society [sociedad sin calderilla]. No es una evolución fácil, pero creemos que una de las mejores formas de llevar a cabo esa transformación son los teléfonos móviles. Un smartphone es básicamente un ordenador y, por tanto, cada uno de nuestros clientes tiene un ordenador en su bolsillo. Los teléfonos son la mejor forma para digitalizar, no solo el efectivo, sino también las tarjetas. Como ocurre con la tecnología chip, de nuevo los bancos europeos han tomado la iniciativa. Mastercard y Visa ya han dicho que en 2020 todos los TPV [terminal punto de venta] tendrán servicios de contactless. Eso significa que podrás pagar con tu teléfono y no será necesario usar el dinero de plástico nunca más”.  +

Siguiendo con esta idea, el informe Los Medios de Pago, una paisaje en movimiento, elaborado por el Centro del Sector Financiero de PwC e IE Business School califica a los móviles de “depredadores”: “Desde que empezaron a popularizarse en la década de los 90, los dispositivos móviles han actuado como depredadores digitales, ya que han sustituido en mayor o menor medida a cámaras fotográficas, ordenadores, libros, periódicos, reproductores de música, radios, televisiones, relojes, juegos de mesa o calculadoras, y es posible que acaben haciendo lo mismo con el dinero”.

El efectivo es caro, sucio, poco fiable y no da ingresos públicos. BBVA Mehmet Sezgin

 

La realidad ecuatoriana.

En diciembre de 2014, el gobierno del ex-presidente Rafael Correa apostó a ser uno de los pioneros en poner en marcha un sistema de dinero electrónico. Uno de sus principales motivos era tratar de paliar la exclusión financiera que sufre gran parte de la población.

Y pensaron que el teléfono móvil podía ser una poderosa herramienta.

El sistema lo gestiona (por ahora) directamente el Banco Central de Ecuador y aseguran que permite las transferencias entre usuarios, comprar en comercios o en los sistemas de transporte. Pronto podrán pagar también así sus trámites con las administraciones públicas.

El funcionamiento es sencillo. Se abre una cuenta desde el teléfono (no es necesario internet) marcando el *153#, se recarga en tiendas y las transacciones se realizan por mensajes.

Desde febrero, cuando las transferencias comenzaron a estar operativas, se han abierto 25.000 cuentas.

Al día de hoy, a casi 100 días del nuevo gobierno se vislumbra en el horizonte un cambio en la forma de operar esta novedosa pero necesaria a la vez, forma de manejar los dineros. Uno de los cambio, generados por acuerdos y diálogos, más importantes e incómodos para algunos es que la Banca privada anuncia que el Banco Central NO emitirá dinero electrónico. Es decir que el Banco Central del Ecuador no emitirá dinero electrónico, ni tendrá cuentas, ni operará plataforma digital.

Este cambio genera preocupaciones que se acentúan aún mas en un país como Ecuador, que en 1999 sufrió una de las peores crisis bancarias de su historia.

Justamente porque los encargados de salvaguardar los dineros de la población no pudieron o no quisieron tomar las decisiones adecuadas para enfrentar el problema que tuvieron en frente en aquel momento y dejaron a miles de personas sin los ahorros de sus vidas con consecuencias de muerte en decenas de casos.

Amanecerá y veremos.

Etiquetas
Ver más

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ver también

Close
Close