ActualidadTecnología

Un rostro latino detrás de la ciberseguridad

Soledad Antelada

Destacados

  • Nombre completo: Soledad Antelada Toledano.
  • País y ciudad de nacimiento y crianza: Buenos Aires, Argentina, se mudó a Marbella, España cuando tenía 4 años.
  • Locación actual: San Francisco, California. La cuna de la tecnología.
  • Lugar de trabajo actualmente: Cyber Engineer en LBNL.
Soledad Antelada, es una mujer que le da rostro al tema de la ciberseguridad en uno de los labotarios científicos más reconocidos de Estados Unidos y el mundo: Lawrence Berkeley National Laboratory (LBNL), mejor conocido como Berkeley Lab.

Este laboratorio hace investigación para el Departamento de Energía de los Estados Unidos y es operado por la Universidad de California en Berkeley. Soledad, Ingeniero en Informática egresada de la Universidad de Málaga, con estudios en seguridad en redes del City College de San Francisco, forma parte de esta importante institución con una gran misión: Mantener el sitio libre de hackers.

Su historia

La carrera de Antelada Toledano comenzó muy lejos de California. Nacida en Argentina, su familia se trasladó a España cuando ella tenía apenas cuatro años y allí fue donde creció y se educó. Pese a no haber tocado una computadora en su vida, optó por estudiar ingeniería informática en la Universidad de Málaga.

“Mi vida se basa en aceptar retos y asumir riesgos, y tirarme a la piscina, que es al final como salen las cosas”.
Soledad Antelada

Es experta en ciberseguidad y su diagnóstico de cara a los futuros ciberataques es que no van a cesar y que las empresas deben invertir en ello. “Lo que hacemos es proteger la ciencia y el avance de la ciencia”

“Yo simplemente era buena estudiante en la rama de ciencias, especialmente matemáticas, y vi la informática como un reto”.

 

Dieciocho años después de empezar unos estudios que al principio resultaron “muy duros”, Antelada Toledano desempeña tareas de administración de sistemas, monitorización de redes y programación en uno de los centros científicos más prestigiosos del país. Por sus pasillos caminan ganadores del premio Nobel y miembros de la Academia Nacional de Ciencias y ella se encarga de que su trabajo — y el del resto de las personas que trabajan en esta institución — se mantenga a salvo de los hackers.

La historia de Antelada Toledano es la de alguien que ha trabajado duro para llegar hasta donde está. Sus estudios en informática, si bien reconoce que fueron intensos, la llevaron a trabajar como programadora para los servicios de emergencia de las comunidades autónomas de Cantabria y Andalucía, en España, de 2006 a 2010, y a comenzar el sistema de emergencias sanitarias en Luanda, Angola, a finales de 2009.

En 2010 decidió trasladarse a San Francisco para estudiar seguridad de redes, algo que en España era muy difícil de encontrar a nivel universitario. Consiguió su título en el City College de San Francisco en 2012 y, con años de experiencia como programadora a sus espaldas, el paso a la ciberseguridad fue sencillo.

Antelada Toledano ha logrado llegar a donde está a pesar de que hay pocas mujeres programadoras y menos aún las que trabajan en ciberseguridad, un problema que se convierte en un círculo vicioso: al haber pocas mujeres en la industria, hay muchas que no se animan a empezar estos estudios, y al haber pocas estudiantes, el número de trabajadoras no crece. Al no estar representadas las mujeres, dice Antelada Toledano, muchos piensan que las mujeres no son buenas en este sector.

Su Fundación

Fruto de su alto compromiso y activismo en potenciar el papel de la mujer en el trabajo creó la fundación ‘Girls can Hack’ (las mujeres pueden hackear), en 2014. Una organización sin ánimo de lucro que ayuda a las mujeres a tener voz. Además imparte charlas y orienta a otras mujeres. Les aconseja y les comenta posible becas o trabajos que pueden surgir.

Busca hacer atractivo el campo para las mujeres y tender puentes con las empresas. En este sentido, Antelada Toledano apuesta por que las compañías hagan el esfuerzo de incorporar empleadas a sus plantillas, de hacer atractivo el sector también para ellas, de modo que cada vez haya más que se decidan a entrar en esta industria.

Por el momento, sus planes de futuro pasan tanto por seguir desarrollando su carrera en el Berkeley Lab como por continuar ayudando en la medida de lo posible para facilitar la incorporación de mujeres en el campo de la ciberseguridad.

Breves pasos para proteger información en las redes sociales

  • Leer las instrucciones de privacidad y aplicar las opciones que hay.
  • Proteger las contraseñas, siguiendo guías para elegir contraseñas fuertes y seguras.
  • Utilizar la verificación en dos pasos como por ejemplo contraseña + código por sms.
  • Leer los mensajes que aparecen cuando te piden autorización para compartir tus datos personales con terceros.
  • Compartir mínima o ninguna información de identificación personal. Nunca número de teléfono, número de identificación, datos bancarios, etc.
  • Usar el sentido común como si estuvieras protegiendo tu casa.

“Tengo dos trabajos, el mío y el de concienciar a la sociedad sobre igualdad”.
Soledad Antelada

La inversión es importante, asegura y sobre todo la adaptación a los tiempos. Y eso se nota en cómo afrontan las empresas sus problemas.

Suena sencillo, pero Soledad no solo forma parte de un equipo de ciberseguridad de un laboratorio, sino que también es inspiración para miles de mujeres en el mundo que enfrentan la dura cima de acceder y escalar en el mundo de la informática.

Etiquetas
Ver más

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close