ActualidadNegocios

Disciplina japonesa, para ponerla en práctica

Método de las 5s

La disciplina, es la capacidad de las personas para poner en práctica una serie de principios relativos al orden y la constancia, en la ejecución de tareas y actividades cotidianas; es una virtud moral asociada con la capacidad para llevar una vida ordenada de la mano de los principios, deberes, objetivos y necesidades. Esto nos orienta a ver la disciplina como una cuestión de voluntad, una actitud crítica y consiente que posibilita ser más eficiente.

Resulta interesante la posibilidad de unir la inteligencia y a la disciplina, en el estilo de vida de cada persona, para  lograr que cada uno se desempeñe lo mejor que pueda, lo que aportaría a la construcción de una mejor sociedad, con un capital humano íntegro en el ser, el saber, el saber hacer y el convivir con el entorno y sus semejantes.

¿Qué sabemos sobre la disciplina japonesa?

Muchos pensamos que hay secretos en la disciplina japonesa para el exito, pero la gran verdad es que no los hay. Japón es un país de contrastes donde conviven artes tradicionales junto a la tecnología más avanzada. Desde artes como la ceremonia del té, ikebana o arreglo floral y artes escénicas tradicionales hasta baños ultramodernos y toda la industria pop del manga, el ánime y los videojuegos.

Parte de la cultura de ese milenario país, son los valores como: la consideración por el otro, el valor del trabajo, el respeto por la jerarquía y a los mayores y por supuesto, la puntualidad que se entiende como una de las manifestaciones de respeto hacia la otra persona.

Parte de la cultura del Japón, son los valores como: la consideración por el otro, el valor del trabajo, el respeto por la jerarquía y a los mayores y por supuesto, la puntualidad que se entiende como una de las manifestaciones de respeto hacia la otra persona.

modelo educativo japon

El éxito del sistema educativo japonés es la disciplina que los convierte en las gentes mejor formadas y más educadas del mundo.

Los latinos no tenemos la tradición milenaria familiar de los japoneses, de cultivar disciplina desde pequeños.

Japon, gracias a su cultura basada en la disciplina, logra convertirse en una potencia industrial mundial. Por lo tanto, en resumen, el secreto japones para el exito es la disciplina que les permite ser perseverantes.

Las formas y la conducta son tan importantes, como los contenidos, por lo cual los bachilleres japoneses acaban la secundaria siendo gentes magníficamente preparadas, educadas y disciplinadas.

Para el niño todo empieza con la disciplina japonesa para estudiar. Los japoneses, antes de dar importancia a la inteligencia dan prioridad a la disciplina.

Los latinos preferimos buscar eventos rápidos que nos lleve al éxito. Soñamos con una lotería, de ganar dinero en la política o que nuestro hijo se haga futbolista. También soñamos y corremos tras negocios rápidos, solo para darnos cuenta que no estamos nada preparados. Esto empieza en el hogar y a pesar de que también deseamos ser exitosos y felices no cultivamos disciplina. 

Los 5 principios de la disciplina japonesa (5S)

Imagen relacionada

1.- Seiri – Clasificar: Identifica todo lo necesario e innecesario

Resultado de imagen para trabajo clasificar

Seiri (en japonés) es el primer principio japonés. Significa clasificar, separar y desprenderse de lo innecesario en el área de trabajo. De ese modo dispondremos exclusivamente de lo necesario, lo que facilitara el enfoque.

Identifica el lugar, la idea o el proceso que quieres mejorar. Por ejemplo tu oficina. Identifica todo lo que no usas a diario, solo a diario. Lo que no ocupas a diario sepáralo y quítalo del lugar. Solo lo que usa a diario debe estar a la vista.

2. – Seiton – Mantener el orden: Organizar el espacio de trabajo de forma eficaz

Imagen relacionada

Seiton (en japonés) es el segundo principio de Kaizen. Se trata de tener lo necesario siempre a la mano, el resto lejos, fuera de la vista. Puedes hacer tu propia clasificación para ordenarte de esta forma.

  • Lo que usas todos los días, todo el día. Siempre a la vista
  • Lo que usas cada dos o mas días. En un cajón, cerca pero no visible. Lo que usas rara vez, cada semana o mas. Lejos de tu vista y de tu oficina.

Cuando uses algo y termines, no olvides de regresarlo a su lugar. Siempre mantén el orden respetando los lugares que asignaste. No hagas una trasformación radical de tu lugar de trabajo sin antes haber creado la disciplina del orden. El habito de la disciplina se construye con pequeñas acciones todos los días a la misma hora.

3.- Seiso – A limpiar: Mejorar el nivel de limpieza del lugar de trabajo

Imagen relacionada

La limpieza es uno de los mas simples principios de la disciplina japonesa. A todos nos gusta la limpieza, pero en este caso se trata de hacernos cargo nosotros mismos. El objetivo de hacernos cargo nosotros mismos de la limpieza es para cultivar el habito de la disciplina.

Todos los días a la misma hora encárgate de la limpieza a fondo de tu espacio de trabajo. Para persistir y tener éxito con este habito, encárgate de la limpieza de una pequeña área de tu trabajo. Muchas veces a través de la limpieza te darás cuenta de algún error o una oportunidad. A veces guardamos cosas y las olvidamos, pero al limpiar saldrán a la vista.

La falta de limpieza puede provocar muchos inconvenientes de alto costo.

4.- Seiketsu – Estandarización: Prevenir la aparición de suciedad, desorden y anomalías

Imagen relacionada

Seiketsu (en japones) es el cuarto principio japonés. Se requiere mucha constancia para cultivar estos principios de la disciplina japonesa.

  • Facilita la seguridad y el desempeño
  • Evita daños de su salud personal y de sus clientes
  • Mejora la imagen de su centro de trabajo interna y externamente
  • Eleva su nivel de satisfacción y motivación

Estandarizar un proceso es uno de los mas importantes principios de la disciplina japonesa. No tiene que esperar que salte un problema para buscar anomalías. Cultivando este habito detectara a tiempo irregularidades o anomalías mediante normas sencillas y visibles para todos.

5.- Shitsuke – Mantener la disciplina: Seguir mejorando en todos los procesos anteriores

Imagen relacionada

Aplicando los principios de la disciplina japonesa a cada reto lo primero no será “el reto”, sino un nuevo habito. Antes de cultivar un gran habito debes convertirte en una persona disciplinada. Debes ser capaz de cumplir pequeños retos. Aprende a formar un nuevo y saludable habito.

De nada sirve aplicar los 5 principios si solo lo haces esporádicamente. Acostúmbrate a practicar cada uno de ellos. Regresa las cosas a su lugar, de esa forma no perderás tiempo, energía, calidad ni productividad. Gracias a estos principios japoneses será fácil romper con los malos hábitos pasados y poner en practica otros buenos y mas útiles.

 

 

¿Necesitamos un cambio de cultura?

Imagen relacionadaVivimos en una sociedad globalizada, donde podemos acceder principalmente, a todo tipo de información gracias a los medios de comunicación y a la conectividad. Esto es un referente importante, desde la perspectiva que es una oportunidad, para que cotidianamente estemos en constante aprendizaje de las diferentes realidades que nos ofrece el mundo, no de manera trivial, sino de una forma seria y dinámica por descubrir “otros mundos” que aporten a nuestra cultura, despertando el interés de las sociedades subdesarrolladas, por conocer e imitar las cosas buenas que ofrecen las más avanzadas.

El secreto del éxito esta en la disciplina. La disciplina es la cualidad para cumplir con una tarea, sin importar si se tiene o no deseos de hacerlo. Sin disciplina, ahorrar, bajar de peso, hacer ejercicios, etc., se vuelve difícil, sino imposible. Sin disciplina, cualquier meta, por sencilla que sea, es imposible.

 

Disciplina es una palabra maravillosa, porque implica mantener en el tiempo un ritmo de vida que nos ayude a crecer, avanzar y cambiar.

La inteligencia está presente en el ser humano, pero es la disciplina, como actitud consciente y voluntaria de cada uno, la que posibilita conquistar metas arduas, ya sea en el campo personal, laboral o académico, no es una cuestión de qué pesa más, porque de nada sirve tener capacidades cuando no se hace nada con ellas, es cuestión de complemento entre ser inteligente y ser disciplinado, lo que marca la diferencia entre ser alguien exitoso o alguien simplemente conformista.

Etiquetas
Ver más

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close