ActualidadNegocios

La mujer frente al liderazgo

Los actuales escenarios mundiales nos indican, que se debe tomar muy en cuenta el rol que la  viene desempeñando en lo político, social, educacional, empresarial y en donde su gestión, proporciona una información valiosa de cómo se ha integrado al rol de su liderazgo, como debe manejarse este, cuáles han sido sus efectos y sus alcances.

En la medida que se ha dado la apertura, la oportunidad de que la mujer se integre, se ha obtenido mucha información, en donde se demuestra sus aciertos como desaciertos,  lo que su actuación ha generado a través de su liderazgo

Se ha dicho que a fines de los años cuarenta que la mujer no nacía, sino, que se hacía producto de las fuerzas sociales que confluían en la construcción de su identidad, lo que determinaba finalmente su rol en la sociedad y las expectativas que giraban en torno a ella. En este proceso la mujer aprendía a ser mujer y a ocupar el lugar que estaban llamada a desempeñar.

El liderazgo femenino es necesario en los equipos, en las organizaciones y en la sociedad: con ello nos beneficiamos todos..

Imagen relacionada

En la actualidad las mujeres se están integrando a la sociedad de una forma económicamente activa, así como a la educación, mejorando su calidad de vida.

“Cuando una mujer es un líder, el rol la cambia. Cuando hay más mujeres líderes, cambian la política.”

Michelle Bachelet

Afortunadamente la mujer ha dado ese paso necesario para adentrarse en desempeñar un rol de liderazgo, en donde desde luego ha tomado muy en cuenta, que el liderazgo, es una acción que abarca sentimientos, actitudes, intereses y valores.

Además implica relaciones humanas, porque para que una persona sea líder es necesario que haya un grupo de personas que la sigan, que confíen en ella, que se sientan estimulados, apoyados y entendidos por ella, es por ello que un líder se tiene que sentir como un miembro del grupo que consigue que se produzca un cambio.

Teorías que históricamente se han producido sobre la carrera profesional de las mujeres y su perfil de liderazgo

Resultado de imagen para liderazgo femenino

  • Modelo de asimilación: es el modelo de la power woman de los años ochenta, según el cual para acceder a posiciones directivas las mujeres deben adoptar los patrones de dirección asociados al estilo masculino de dirección y renunciar a buscar un perfil propio (incluso en el modo de vestir).
  • Modelo complementario: este modelo sostiene que hombres y mujeres presentan estilos diferentes de liderazgo que se adecuan a circunstancias diferentes. En ese sentido, algunos autores hablan del surgimiento de un liderazgo andrógino que disminuye los impactos de género y conjuga los mejores rasgos de los estilos masculinos y femeninos
  • Modelo del liderazgo femenino: según este modelo, el liderazgo femenino presenta unas cualidades intrínsecamente superiores al masculino que se traducen en mejores resultados para las organizaciones. El liderazgo femenino se estructura en oposición al modelo patriarcal vertical y prima la colaboración y el networking por encima de la jerarquía. También presenta una mayor inteligencia emocional, habilidad en la gestión de personas y aversión al riesgo inmoderado.
  • Modelo negacionista: niega la existencia de un modelo de liderazgo femenino.

Liderazgo femenino frente al masculino

El liderazgo de la mujer es diferente al liderazgo masculino, ni mejor ni peor, sólo diferente. Son distintas las energías que los mueven y, sin dudas, lo más beneficioso para una empresa es tener líderes de ambos sexos y líderes integrales, es decir, que integren las energías y aptitudes femenina y masculina.

Características femeninas:

Algunas características femeninas que marcan el tipo de liderazgo que ejercen: está más orientado a las personas, tiene características más sociables y con mayor tendencia a la cooperación. Esto hace que el trabajo en equipo sea más natural, que la mujer esté activa en la inclusión, conteniendo a las personas y preocupada porque los procesos seas prolijos y sanos.

Imagen relacionada

  • Piensa en lo que más le importa al grupo
  • Le gusta poder disfrutar lo que hace
  • Es más prudente, cuidadosa
  • Es más introvertida
  • Demuestra más sus emociones
  • Escucha e interactúa más desde la intuición

 

Características masculinas:

Resultado de imagen para liderazgo femenino y masculino

 

  • Piensa más desde lo individual
  • El objetivo es más importante que todo
  • Es más directo, hagámoslo ya (acción)
  • Actúa con mayor coraje
  • Es más extrovertido
  • Esta más volcado a lo práctico
  • Actúa más desde lo racional

Es evidente que los propios hombres y mujeres observan en su trabajo diferencias en las formas de obtener los objetivos, lo cual no está reñido con la consecución de los mismos. Con distintas metodologías se pueden cumplir las mismas metas.

¿Qué hacer para reforzar el liderazgo femenino?

En primer lugar hay que romper ciertos mitos y patrones de pensamiento:

  • Incompatibilidad entre posiciones directivas y maternidad: precisamente los países nórdicos, donde hay más mujeres directivas, presentan las tasas de natalidad más elevada.
  • El techo de cristal sólo se hace manifiesto a partir de ciertas posiciones: hay estructuras patriarcales que influyen a las organizaciones en todos los ámbitos de decisión.
  • La discriminación siempre es abierta y manifiesta, fruto de una conspiración de hombres: muchas prácticas machistas son sutiles y tienen un fuerte arraigo inconsciente. Los hombres tienden a intervenir más y también a interrumpir más a las mujeres en su uso de la palabra.

Resultado de imagen para liderazgo femenino y masculino

Algunas posibles herramientas para mejorar la situación:

  • Sistema de promoción basado en la evaluación objetiva de competencias y habilidades. Esto crea un marco justo y evita el modelo de promoción basado en dejarse ver, hacer el gallito y en las relaciones de compañerismo fuera de la organización.
  • Sistemas de detección del talento interno que compensen el sesgo de género.
  • Cambiar la cultura de la presencialidad: potenciar fórmulas de flexibilidad que favorezcan la conciliación. No se trata tanto de la creación de un ambiente de trabajo woman-friendly, sino más bien people-friendly.
  • Equipos de trabajo mixtos que eviten áreas específicamente de mujeres (RH, marketing) y áreas de hombres (producción, logística).
  • Pasar de la igualdad legal a la real: establecer que las organizaciones con un cierto número de trabajadores, establezcan planes de igualdad para que en un plazo de tiempo, cuenten con un porcentaje importante de presencia femenina en los consejos de administración.
  • Las escuelas de negocio (lugar desde donde se empieza a percibir el desequilibrio entre la proporción de hombres y mujeres) tienen un papel importante a través de la incorporación de más profesoras y la inclusión en los planes de estudio de modelos de éxito de liderazgo de mujeres.

Si tus acciones crean un legado que inspira a otros a soñar más, aprender más, hacer más y ser más, entonces eres un excelente líder.”  

Dolly Parton.

Cuando una mujer tiene la oportunidad de liderar o hacerse cargo  de un equipo o proyecto, lo toma como verdadero desafío. A partir de ese momento, se verá una persona que les hará aprender sobre sus objetivos y de sus anhelos, tanto en lo profesional como en lo personal. Las mujeres en el mando pueden tomar una cantidad de decisiones y organizar las cosas con una velocidad que el hombre no siempre tiene. También su capacidad de análisis se exacerba y se pone en foco al proyecto que está llevando a cabo.

Etiquetas
Ver más

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ver también

Close
Close