ActualidadNegocios

¿Es difícil ser mujer empresaria en Latino América?

Latinoamerica no se ha destacado (todavía) por ser cuna de negocios que cambie al mundo, y más aún no ha permitido el progreso productivo de las mujeres.

Un artículo de CNN menciona que: “Según una investigación sobre el progreso social de las mujeres del Instituto Centroamericano de Administración de Empresas (INCAE), pese a los esfuerzos de gobiernos y organismos multilaterales, los resultados para mejorar la incorporación productiva de las mujeres aún son precarios. El estudio también muestra que las mujeres perciben discriminación de género a la hora de acceder a créditos y menos oportunidades que los hombres para empezar su empresa”. Además, “INCAE, dice que el acceso al crédito es, precisamente, uno de los principales obstáculos que tienen las mujeres para arrancar un negocio.”

¿Qué sucede en el mercado laboral?

Se quiere entender bien la situación de las mujeres en el mercado laboral y promover la igualdad de oportunidades y de beneficios que las mujeres reciben en comparación con los varones, esta primera constatación es muy importante: la gran mayoría de las mujeres empleadas, empleadoras, micro-empresarias, profesionales, etc., tienen que combinar las responsabilidades de su trabajo remunerado con sus responsabilidades familiares y reproductivas que –según las pautas sociales y culturales – son impuestas unilateralmente a las mujeres como una responsabilidad biológica o “natural” mientras que ello no es el caso para los hombres.

 

 

La presencia creciente de mujeres en el mercado de trabajo es seguramente uno de los fenómenos nuevos más notorios en las sociedades latinoamericanas de este último siglo.

Resultado de imagen para mujer profesiones

Los grandes cambios sociales, culturales, económicos, tecnológicos y laborales han modificado sustancialmente la vida de las personas y sobre todo de las mujeres en este último siglo.

 

Las empresas con al menos una mujer en su comité ejecutivo, alcanzaron mejores resultados que aquellas cuyos comités estaban integrados exclusivamente por hombres.

El hecho de que las sociedades no asumen la responsabilidad de la maternidad y del cuidado y atención a las personas como una responsabilidad social, sino como una obligación individual de las mujeres, hace que las mujeres se insertan en el mercado laboral y en el escenario económico en condiciones desiguales y más precarias en comparación con los hombres.

Otro hecho muy importante para entender mejor el alcance y la importancia de la inserción
laboral de las mujeres es la constatación que el trabajo femenino ya no es más “secundario”, ni un
mero “complemento” al presupuesto familiar, sujeto a los vaivenes cíclicos de la economía y al cual se recurre solamente en épocas de crisis.

Características del empleo femenino en América Latina

Si las mujeres logran obtener o crearse un empleo, éste presenta marcadas diferencias respecto del masculino que se expresan en la desigual distribución de hombres y mujeres ocupados entre sectores y ramas, entre categorías ocupacionales, entre grupos profesionales o oficios y en general en cuanto a la calidad del empleo y las condiciones de su inserción laboral.

Segmentación sectorial

Imagen relacionada

El perfil típico de la distribución del empleo en cuanto a sectores y ramas de actividad es lo siguiente: un alto porcentaje de las mujeres está ocupado en los servicios, seguido de un porcentaje bastante menor en la industria y según las estadísticas oficiales una muy baja presencia en la agricultura o el sector primario.

 

Segmentación ocupacional horizontal

Imagen relacionada

En cuanto a categoría ocupacional, las mujeres se ocupan en una mayor proporción como trabajadoras familiares no remuneradas y como asalariadas mientras que los hombres están mejor representados en las categorías de empleadores y trabajadores por cuenta propia. Además se da una fuerte segmentación entre mujeres y hombres en cuanto a oficios o grupos profesionales.

Es sabido que las mujeres se insertan mayoritariamente en trabajos que se caracterizan por ser una extensión de sus tradicionales tareas “femeninas” vinculados directamente con el bienestar humano, el cuidado de las personas, la educación, la alimentación, la confección y en general los servicios de apoyo. Los trabajos de los hombres, por otro lado, están vinculados con la producción y el manejo de bienes y tecnologías materiales en la construcción, industria “pesada”, recursos naturales, agricultura mecanizada, en general en ocupaciones tecnologizadas y de gestión.

Segmentación vertical: el llamado techo de cristal

Imagen relacionadaLas mujeres se topan con el llamado “techo de cristal” que las separa con los puestos de trabajo de mayor jerarquía, autonomía de decisión y actuación, estatus social y valorización económica. A nivel regional, si ya las mujeres ocupan solamente el 20-30% de los niveles medios de gerencia, ello se reduce al 2-5% cuando se trata de posiciones de alta gerencia.

Sector informal

Resultado de imagen para sector informal mujeres

Las mujeres en la región están sobrerepresentadas en el sector informal, aunque la brecha entre mujeres y hombres en cuanto a la informalidad se ha ido disminuyendo en los últimos años.

Como lo ha señalado la OIT, las micro-empresas constituyen el segmento en el que se pueden encontrar empleos de mejor calidad dentro del sector,  en comparación con el trabajo doméstico, el trabajo por cuenta propia y el trabajo de familiares no remunerados.

Diferencias salariales

Imagen relacionada

A pesar que todavía existe una discriminación salarial directa, las mujeres no reciben igual salario por igual trabajo, las diferencias salariales entre mujeres y hombres se dan porque las mujeres no reciben igual salario por trabajo de igual valor. La baja valorización del trabajo productivo femenino en comparación con el masculino, va ligado a la fuerte segmentación ocupacional por sexo y el hecho que los “típicos empleos femeninos” reciben una menor valorización.

Diferencias en la valorización de la “capacidad” de las mujeres

Resultado de imagen para mujeres vs hombres en el trabajo

Algo muy difundido es que las mujeres ganan menos que los hombres y están en puestos de trabajo de menor calidad, porque su nivel de instrucción o formación profesional es mas bajo. La información estadística, indica que en el mercado laboral las mujeres tienen actualmente y en promedio un nivel de instrucción mayor que los hombres.

Parece entonces que es más un mito, el que las mujeres estuvieran menos preparadas y capacitadas para desempeñarse como actores económicos. Da la impresión que el problema principal es uno de valorización de las competencias y aportes, y no de capacidad en sí. 

Ejemplos de mujeres emprendedoras en América Latina

Resultado de imagen para creadora de the social radio

Alejandra Negrete.- Esta argentina es co-fundadora de The Social Radio, una plataforma que convierte las noticias del timeline de las redes sociales en contenido auditivo. La innovadora aplicación ha hecho ondas en el mundo del emprendimiento tecnológico y se encuentra en plena expansión.

 

Imagen relacionadaBel Pesce – Una de las más conocidas mujeres jóvenes emprendedoras. La brasileña trabajó en lugares tan diversos como MIT, Microsoft y Google antes de crear Lemon, su primera start-up. Lemon es una billetera digital que permite organizar y administrar diferentes cuentas de banco. Pesce también escribió el libro “A Menina do Vale”, un conmovedor relato autobiográfico acerca del emprendimiento.

hoteles-en-mexico-mujeres-emprendedoras

Linda Franco – Esta emprendedora mexicana creó MACHINA, una iniciativa que incorpora a colaboradores de distintas partes del mundo para producir moda tecnológica. Chamarras que cargan dispositivos o cuentan con acelerómetros para crear música. Mochilas con LEDs para ciclistas que se encienden como direccionales e incrementan la seguridad de los mismos. Todo esto es posible gracias a la innovadora empresa de Franco.

 

hoteles-en-mexico-mujeres-emprendedorasMika Herrera – Apparel Dream es la creación de la chilena Mika Herrera, misma por la que ha ganado premios de emprendimiento tecnológico. La idea es que los usuarios de la plataforma puedan imaginar prendas de vestir, encargarlas con un presupuesto definido a diseñadores de moda y recibirlas en la puerta de su casa. Este concepto de moda on-demand ha causado sensación entre el público joven.

Las mujeres continúan brindando grandes ideas, conceptos, creatividad y trabajo duro al mundo del emprendimiento.

INCAE procura que a partir del estudio surjan medidas que impulsen el progreso social de las mujeres en América Latina. Para ello propone trabajar en conjunto con gobiernos, sector privado y organismos multilaterales.

Etiquetas
Ver más

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ver también

Close
Close